El zapatero en Mexico

Recuperando la técnica básica Recuperando la técnica básica

El mundo del calzado ha cambiado radicalmente durante los últimos 25 años. Por ejemplo, en Estados Unidos se fabricaban más de mil millones de pares cada año y ahora el 99% del zapato que consumen proviene de otros países. La industria norteamericana del zapato prácticamente ha desaparecido.

China ha ido ganando terreno, pues hace 20 años no tenía ni el 20% del mercado mundial y ahora vemos que llegará pronto a producir el 75% de dicho consumo. India, Vietnam, Indonesia y otros países de oriente, reclaman su parte en el mercado y su industria zapatera crece rápidamente.

En México, fuimos autosuficientes ya que el 100% del consumo nacional era abastecido por fabricantes mexicanos. A partir de los últimos años del siglo XX, las importaciones y el contrabando le han hecho perder mercado a los fabricantes locales en un estimado del 30 % que va creciendo año con
año. La única manera de sobrevivir, será produciendo y exportando calzado de Calidad para mercados medio alto y alto. En el terreno del zapato económico, solo se salvarán las empresas mexicanas que ofrezcan un servicio excepcional.

De todas maneras, técnicos extranjeros que han visitado nuestras fábricas, nos hacen notar que hemos perdido el conocimiento de las técnicas correctas de fabricación. Tal vez en el pasado, cuando el zapato se hacía verdaderamente a mano, los zapateros leoneses podían compararse con los
mejores del mundo, pero algo pasó en la introducción de la maquinaria. Se perdió la verdadera tradición zapatera del porqué de cada operación y los nuevos trabajadores no conocen los principios técnicos de las tareas que realizan. Esta serie de manuales, tiene la misión de devolverles a los zapateros mexicanos, la técnica correcta para cada una de las operaciones que hoy ejecutan de manera deficiente.

Empezamos con la historia verdadera de este descubrimiento.

 

¿Para qué sirven los manuales que corrigen los diez errores más comunes del zapatero mexicano?

2. La PIEL, esa desconocida.
3. Empalmado del Corte, “Festival de las imprecisiones”.
4. El mexicano no embarra, empapa.
5. Rebajado. El secreto de la belleza del corte.
6. El uso adecuado de la máquina de premoldear cortes.
7. Hormas que no dañan el zapato.
8. Montado de Puntas y Talones. Nuestro “Talón de Aquiles”.
9. El daño que nos hizo el Sr. Camborian.
10. En el Adorno, sólo lo indispensable.
11. Un Patrón Plano, siempre correcto.

Para que no mandemos al proceso ni una sola pieza del corte o del forro que vaya a convertirse en una piocha.

Para que todos los cortes ya ensamblados tengan las medidas exactas de
la moldura original y puedan montarse fácilmente. Para que el zapato no se haga rígido al secarse el pegamento excesivo del empalmado y para que todo el proceso sea limpio. Para que no se noten en el zapato terminado, bordos por rebajados incorrectos y para que toda la superficie del corte sea tersa y sin irregularidades en su espesor.

Para que dicha máquina sea una ayuda efectiva antes de montar. En realidad el premoldeado debe ser un pre-montado que lo facilite. Para que no se rompan los zapatos en la zona de la boca o escote, al sacar la horma, particularmente los mocasines y estilos de bocas cerradas. Para reducir las piochas por piel rota cuando las pinzas jalan las puntas para montar y para
evitar las arrugas que se forman en las comisuras de puntas y talones.

Para evitar la bolsa que se forma en la zona del talón antes de montarlo. Para que los materiales del corte tengan las características originales en el zapato terminado y para simplificar las operaciones del adorno. Para que el patrón plano original, siempre tenga la misma ubicación y que coincida con la línea de tensión de la horma. (Eliminar la imprecisión del masking tape).

 

Share This Post
Have your say!
00

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Your Rating:05

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Thanks for submitting your comment!